22 septiembre 2015

Reseña #92: La casa de las flores muertas de Jane Kelder

No siempre la sensatez va de la mano con la felicidad



Tipo de historia:
Pertenece al género del romance histórico y ficción. Apto para todo tipo de público

Sinopsis:
Julia Banister llega a la mansión Cuderley, propiedad del Lord Chandler, tío de su prometido, el vizconde de Middlegreen. Preparada para este importante evento desde que era una niña, tiene la esperanza y la firme decisión de que su futuro esposo será un buen hombre y ella será capaz de respetarlo.

La mansión Cuderley encierra cierto misterio alimentado por Lady Chandler y la mujer que cuida de ella. De allí el nombre del libro.

Por su parte Michael Tash es un eficiente administrador de la mansión de Lord Chandler, quien es muy bien considerado allí. Un enigmático hombre que ve truncado su futuro como político, abogado y dueño de su propio negocio, debido a la ruina de su padre, del que él tiene que hacerse cargo. Cuando conoce a Julia se da cuenta de sus sentimientos por ella, tiene que renunciar a lo que siente por su falta de fortuna y lealtad a su amigo, el vizconde de Middlegreen. Pero el corazón no entiende de dinero, ni clases sociales, ni lealtades, por lo que tendrá que tomar duras decisiones.


Apreciación personal:
Jane Kelder vuelve a sorprendernos con su segundo libro La casa de las flores muertas, una historia que, además del romance, destaca por las referencias históricas sobre la posesión de Inglaterra por varios territorios como las Baleares, Malta y las Antillas, aunque no hay una profundización al respecto, sí nos sitúa ante un pedazo de la historia del siglo XIX respecto a la hegemonía británica. Y lo que da riqueza a esta historia es la habilidad de la autora de situar a los personajes y los hechos en aquella sociedad tan clasista y encorsetada.

El halo de misterio e intriga es una constante en este libro, esa falta de previsibilidad redondea toda la trama. Mientras leía iba imaginando qué era lo siguiente que iba a suceder, pero nada, la autora supo mantener la sorpresa durante toda la historia.

Además encontraremos otros temas que caracterizan a algunos de los personajes como es el amor por la astronomía de cierto Lord; la clarividente oportunista que busca mantenerse imprescindible a costa de lo que sea; el ser aval de un prestamista y sus consecuencias; la incorporación de algunos animales que le dan ese toque complaciente a la trama; la falta de verdadero interés de los políticos por los más desfavorecidos para hacer algo por ellos; hay un guiño al tema de la esclavitud al mencionar las Antillas; el clasismo que puede condenar a las personas de diferentes clases sociales en sus acciones; el famoso decoro que limita y encorseta a hombres y mujeres, pero no faltarán personajes que romperán esa rigidez con sus actos desenfadados y mordaces...

Si tengo que ponerle una pega a esta obra, casi no puedo encontrarla, quizá en alguna de las interacciones de los protagonistas pierde cierta fluidez, no sé si es propio de la personalidad de uno de los personajes o que falta algún punto de conexión, aún así, la narrativa es elocuente.

No encontraréis grandes dosis de aventura ni romanticismo empalagoso pero sí una bonita historia de amor con un transcurrir de los hechos con coherencia y verosimilitud y mucha expectación dentro de un gran escenario, la vieja Inglaterra y su conexión con lo que ahora es parte de España, las Islas Baleares; nos trasladará a esa época a través de sus personajes de lo más variopinto, profundizando más en unos que en otros, lo suficiente para picarte la curiosidad por saber más de ellos. Sospecho que está empezando a ser una característica de las obras de esta autora, darnos lo justo de un personaje para dejarnos evocar más de él y dar rienda suelta a la imaginación.

Portada:
La portada nos traslada a la época victoriana con un mural evocador por los dibujos y el color, el estilo del marco del retrato (que parece un espejo) con sus adornos tan recargados, además la tipografía ayuda a dar cierto equilibrio a toda la composición. La joven del retrato representa a la protagonista y las flores que acompañan su cabello puede ser un guiño al título de la obra.

Valoración Nivel de fuego:  ----


Curiosidades de la autora:
Jane Kelder es doctora en Teoría de la literatura, nació en Ibiza en aquella época de los últimos coletazos de la época hippie. Vive en las Islas Baleares. Hasta este momento lleva tres libros publicados: Hillock Park, La casa de las flores muertas (ambas solo en formato e-book) y su primer libro en papel, Adagio en Primavera.

La casa de las flores muertas nos ofrece algunas referencias históricas, geográficas y otros temas que pican la curiosidad y apetece profundizar en ellos, por ello la autora está ampliando información en su blog. Temas como astronomía, autómatas, clarividencia, monos de Gibraltar, Menorca, justicia agraria, etc. y promete continuar con estas ampliaciones que iré incrementando cuando aparezcan.


Ficha técnica:
Editorial: Romantic Ediciones
Idioma: Español
Fecha: 2015
ASIN: B00YCXXHOC
Páginas: 304 (formato impreso)
Formato: e-book
E-book: 3,20
¿Dónde comprar?:Amazon|

| Blog |  Facebook | Goodreads |

Otras obras de Jane Kelder:





1 comentario :

  1. Me ha gustado mucho tu reseña, había visto esta novela y me llamaba mucho por su portada, pero tomo nota para leerla ;)
    Besos

    ResponderEliminar

Si te gusta, puedes compartirlo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...