30 junio 2014

Reseña #63: El conde de Montecristo de Alejandro Dumas

De la ingenuidad a la sagacidad voraz




 
Tipo de historia :
Es un clásico de la literatura francesa, pertenece al género de la novela histórica. Es para todo tipo de público. 

Sinopsis:
Edmundo Dantés, un joven marino del navío El Faraón, vuelve a Esmirna y tras la muerte de su capitán es ascendido a ese cargo por su jefe, el señor Morrel. Eso le permite adelantar sus planes de casarse con la bella Mercedes, su novia. Pero su vida es arruinada por una carta anónima que es enviada por Fernando Mondego y Danglars, quienes le tenían envidia y celos. Esa carta llega a manos de Villefort quien será el responsable de mandar a Edmundo preso al castillo de If, a pesar de que sabe que es inocente. En la cárcel conocerá al abate Faria quien le abrirá los ojos al mundo y le revelará el lugar donde hay un tesoro escondido del que hará uso para vengarse de todos los culpables por estar preso por 13 años en el castillo de If, donde habría estado más tiempo si no hubiese logrado escapar, creyendo las autoridades que estaba muerto.
En el proceso de la ejecución de su venganza se cruzarán una serie de personajes, cada uno con una historia detrás, que hará difícil el camino del conde de Montecristo, de profunda lucha entre el bien y el mal.

Reseña:



Lo malo y lo feo:
  • Hay una parte de la historia que despista un poco porque se inicia varios años después que Edmundo escapa del castillo de If. Y para algunos puede parecerle un tanto tedioso pero una vez que se entiende a lo largo de la historia no lo parece tanto. Es aproximadamente a partir del 20-25% hasta el 35-40%. Luego todo cambia.

Lo bonito:
  • Interesante cómo Dumas va delineando las características de personajes como Danglars, Caderousse y Mondego, las personificaciones de la envidia, la codicia y los celos, en contraparte Edmundo Dantés representa la ingenuidad, honradez, respeto por su prójimo y el agradecimiento casi servicial y digno.
  • Curioso cómo un año después de que Edmundo está preso, va un inspector que escucha su caso, pero Villefort se había asegurado de que no dudaran de su culpabilidad ante revisiones posteriores.
  • Atractiva coincidencia, los números de presos 34 y 27 correspondientes a Dantés y al abate Faria se debió a que un nuevo gobernador del castillo de If cambió los nombres por números, para que fuese más fácil de gestionarlos, con ese cambio se inicia el cambio de actitud de Edmundo.
  • Fue fascinante descubrir cómo de las cosas nimias se pueden obtener una serie de herramientas que permitieron no volverse loco a un hombre. Utensilios como crear plumas a partir de los cartílagos del pescado, tinta obtenida de la mezcla del hollín más el líquido del vino, usar camisas y pañuelos como papel para escribir, la grasa de la comida usada como aceite para las lámparas...
  • Cautivante la narrativa del hundimiento de El Faraón, 14 años después, el último barco que Edmundo dirigió antes de ser apresado. Aquí inicia su venganza empezando por Caderousse, quien no participó de la traición pero fue un testigo silencioso.
  • Disfruté con las descripciones sobre los bulliciosos, coloridos y apoteósicos carnavales de Roma, Dumas logra introducirnos en ese ambiente tan festivo, un lugar importante porque allí se llevará a cabo el secuestro de Alberto, hijo de los Mondego.
  • Hay un constante descubrimiento de datos, anécdotas y pequeñas historias sobre Roma, romanos, fenicios... que implicaba una gran labor de investigación para luego plasmarlo en este libro como una gran aventura.                                                                                                        
Portada:
La portada tiene una composición elegante, austera y donde prima la imagen, cuyo título está en relieve, es la pintura Smugglers Landing in a Storm 1791 del autor Philip Jacques de Loutherbourg; refleja la época en que fue escrita debido a la tipografía utilizada y al tema de la imagen. Una edición de tapa dura en color negro con el nombre del libro en el lomo en pequeño en la parte superior, un estilo muy minimalista y sobre esa tapa dura descansa la portada y contraportada con solapas.
Valoración:  


Apreciación personal:
El conde de Montecristo es una historia absorbente, delirante, intensa, con personajes profundamente caracterizados y definidos. Dumas nos acerca a estos personajes y nos hace ser testigos de lo que les impulsaba a actuar en cada momento de sus vidas. Sentimientos como la envidia, la avaricia, el instinto de supervivencia los hace ser despiadados y cometer injusticias atroces a lo largo de sus vidas. Hay personajes desgarradores, crueles y calculadores, capaces de todo por mantener su estatus, llevando a un hombre inocente a la cárcel. Dumas nos hace partícipe del proceso de cambio de mente  de un mundo de inocencia, ingenuidad, honradez, a la cruda realidad de la maldad de los hombres.

Hay una importante parte histórica que Dumas nos ofrece y sitúa en la época que se desarrollan los hechos, nos pone en antecedentes y nos lleva muchos años hacia adelante. Los contextos están bien hilvanados, hay una perfecta relación de cómo influye esa realidad en sus decisiones y la estructuración del gran plan de desenmascarar a los culpables y con ello vengarse de sus enemigos. Y allí radica la grandiosidad de esta historia, el perfecto engranaje de todos los hechos para que concurran en el instante perfecto con una sincronización impecable y admisible, y más si cada hecho era determinado por decisiones y acciones de individuos que el conde preveía que iban a actuar de tal o cual manera.
El personaje de Edmundo Dantés es sumamente interesante porque representa muchas cosas positivas —como la honradez al extremo, el respeto por su prójimo, el agradecimiento casi servicial pero honesto y sin perder su dignidad, la tenacidad, vehemencia e intensidad de sus sentimientos— que después de pasar 13 años en el castillo de If, encarcelado, su visión de la vida es muy diferente y deja de ser el simple y llano Edmundo para convertirse en un personaje enrevesado, misterioso, calculador, sarcástico, irreverente con una profunda devoción a lo religioso —muy propio de la época— con un fervor temible.

Es interesante y curioso cómo Dumas describe las distintas fases por la que pasa Dantés durante su encierro: primero lleno de esperanza, orgullo, inocencia y credulidad, duda, locura, súplica a los hombres, a Dios, pérdida de su fe, rabia y llega al ascetismo.

... adiós, bondad, humanidad y gratitud…, adiós, todos los sentimientos que ennoblecen el alma. He querido ocupar el puesto de la Providencia para recompensar a los buenos…, ahora cédame el suyo el Dios de las venganzas para castigar a los malvados.

Cuando digo que esta obra es un libro intenso es porque un Edmundo Dantés es intenso en todo lo que hace y siente, y así nos lo trasmite, por ejemplo, su alegría ante un hecho tan significativo para él, como es encontrar a un amigo en aquel oscuro castillo de If, éste era el abate Faria —que luego se convertiría en un segundo padre y quien lo aleccionó en todos los campos del conocimiento— eso le permitió tener la mente ocupada para no pensar más en el suicidio. Tenemos su decisión de quedarse con el abate Faria porque él no podía escapar con él y esa nobleza de corazón le mueve al abate a revelar el lugar donde está escondido su tesoro. Sellando así su futuro frente a sus enemigos.

Fue un deleite las pequeñas historias entrelazadas a la trama principal que son como piezas de un enorme puzzle que serán las que darán profundidad y misterio a esta obra. Por mencionar algunas de las historias, tenemos: la del bandido Cucumetto y su historial de maldades en la antigua Roma; el secuestro de Alberto, hijo de Fernando y Mercedes Mondego; hechos que permiten a Dantés adquirir diversos nombres y con ellos distintas personalidades según convenía a su gran plan; la historia de Caderousse y sus debilidades; la vida de Luigi Vampa y cómo conoce a Edmundo; la vida de Haydèe, Bertuccio y Bautista, todos personal de confianza y piezas importantes en la venganza de Edmundo... a eso hay que agregar las historias —que sucedieron después del encarcelamiento de Edmundo— de sus enemigos que le dieron opciones para idear su venganza para cada uno de ellos.

No solo se trata de una simple venganza en esta historia, sino que hay todo un trasfondo religioso, psicológico y sociológico en cada movimiento que realiza Edmundo para llevar a cabo su resarcimiento, y es lo que enriquece esta obra. La complejidad, el sigilo y temple con que va moviendo sus piezas para primero desenmascarar y según el grado de culpabilidad y maldad dar y/o dejar que la represalia se aplique, es cautivador.

En conclusión, un libro fascinante lleno de tramas interrelacionadas que nos permite profundizar con cada personaje cercano a Edmundo Dantés. Historias del pasado que vuelven al presente para marcar el camino del futuro. Edmundo Dantés, un hombre tremendamente sencillo, ingenuo y confiado se convirtió en uno profundamente sagaz, erudito y con la facilidad casi malévola de transformarse en distintos personajes según le convenía. Un hombre capaz de ser el amigo más devoto de sus amigos e implacable y despiadado con sus enemigos. Además este libro es un viaje emocionante por distintas ciudades, costumbres y hábitos, debilidades y aciertos y todo envuelto en un halo de misterio y acertijos con cada historia. Lo más delirante fue cuando misterio a misterio que encerraba cada subtrama fue aclarándose; incógnita a incógnita fue viendo la luz y todo a un ritmo trepidante.

Aquí una cita que resume la intensidad de nuestro personaje principal:
"... no hace seis meses que crucé tus umbrales. Creo que el espíritu de Dios me había traído, y que me vuelve, triunfante. El secreto de mi presencia en tus muros se lo he confiado al Dios que solamente puede leer en mi corazón. Él solo conoce que me alejo de aquí sin odio ni orgullo, pero no sin recuerdos. Solo Él sabe que no he hecho uso ni por mí ni por vanas causas del poder que me había confiado. ¡Oh, gran ciudad!, ¡en tu seno palpitante he hallado lo que buscaba; minero incansable, he removido tus entrañas para extraer de ellas el mal; al presente mi obra está cumplida, mi misión terminada; al presente no puedes ofrecerme alegrías ni dolores! ¡Adiós, París, adiós!"  



Adaptaciones:
El conde de Montecristo (1975):
La película fue protagonizada por Richard Chamberlain, está bastante bien resumida, respetando la presencia de los protagonistas de la trama principal, así como la esencia del libro. Su venganza se basa en la búsqueda de los puntos débiles de sus enemigos y para ello se dan muchos hechos, que intentan plasmar, bastante bien, en esta adaptación. En algunas escenas acierta más que en otras. Sobre todo destaca la actuación del conde de Montecristo, quizá faltó un poco más de precisión al plasmar la esencia del carácter de algunos personajes como el Sr. Danglars y Villefort.

El conde de Montecristo (1998):
Es una serie de cuatro partes. Cuya actuación hace un seguimiento fidedigno del libro y los resúmenes se ajustan con precisión a la obra escrita. La primera parte abarca hasta que sucede el secuestro del Vizconde de Morcef, Alberto, hijo de Fernando Mondego y Mercedes Herrera, hasta allí tanto hechos como personajes están bastante bien ajustados.
La segunda parte, mantiene bien ese ajuste del libro y llega hasta que el conde de Montecristo descubre el secreto de Villefort y la señora Danglars.
En la tercera parte, continúa la venganza del conde de Montecristo, todos los personajes y los hechos continuán estando bien ajustados al contenido del libro. Aquí cierra más el cerco a todos sus enemigos y termina cuando el primer adversario cae, Fernando Mondego.
Finalmente, la última parte, es alterado el final en relación al libro, lo cual no está justificado por la importancia que tiene para el personaje principal.


La venganza del conde de Montecristo (2002):
La última película llevada al cine de El conde de Montecristo intenta resaltar que ante la desgracia y la injusticia al que es sometido Edmundo Dantés, su ingenuidad y bondad es transformada hacia la fría y calculada planificación de una venganza que lo lleva a cabo, así mismo resalta el amor entre Dantés y Mercedes. Esta adaptación se centra solo en esas dos ideas, lo que considero demasiado simplista para lo que realmente representa esta obra.
Los hechos están ampliamente cambiados, visualmente es una película muy vistosa pero no se ajusta a la complejidad del libro, hasta cierto punto es comprensible que resumir en una hora y media una obra de más de 1100 páginas es complicado, pero cambiar los hechos tan radicalmente, no lo veo justificable.
Son muchos datos los modificados, por ejemplo el final, de donde viene un poco más mi decepción. Tuve contacto con esta obra a través de esta película, al leer el libro me di cuenta que lo que más me gustaba de la película, en realidad no pasaba en el libro. Aún así hubo escenas acertadas como es la preparación de Dantés por el Abate Faria. El resto de escenas son muy distintas del libro y demasiado simplificadas.

El autor:
Alejandro Dumas, escritor francés que escribió novelas, tragedias, melodramas, aventuras... Publicó 300 obras aproximadamente y numerosos artículos y ha sido considerado uno de los autores más prolíficos y populares de Francia. Su estilo va desde la aventura a la fantasía, pasando por la historia.
Hubo una continuación de El conde de Montecristo y aunque creyeron que fue Dumas quien lo escribió, no fue así, su autor es el escritor portugués Alfredo Hogan. Existen otras continuaciones que tomaron como referencia  características de los personajes y situaciones de esta obra.


Ficha técnica:

Editorial: Literatura Random House
Traductor: E. V.
Idioma: Español
Fecha Publicación: 2011
ASIN: B0062X82X6
ISBN-10: 8439722419
ISBN-13: 978-8439722410
Páginas: 1144 págs.
FormatoTapa blanda
Precio e-book: 10,44 €
Precio tapa dura: 19,00 €
¿Dónde comprar?:Amazon.es |  BookDepository |

Wikipedia | Wikipedia-El Conde de Montecristo |


Reto 'Adelántate a la peli 2.0':

Adelántate a la peli

Con la revisión de este libro y de su respectiva película, cumplo con el reto Adelántate a la peli 2.0 organizado por el blog Crónicas en ferrocarril, administrado por la asturiana Magrat.





4 comentarios :

  1. Esta historia es increíble, fascinante y todo lo que le podamos decir!!! Cuando la leí me apasionó porque tiene de todo! Y lo pasé mal cuando detienen al pobre Edmundo y me imaginé encontrarte de un momento al otro en un lugar tan horrible y siniestro como aquella cárcel.

    Y sí es verdad que tiene momentos más densos, después de leer algunas novelas francesas parece un poco marca de la casa que de pronto la trama se ralentiza pero cuando vuelve... vuelve con fuerza!!

    ResponderEliminar
  2. Por favor , ¿pueden poner al final que pasa con el Conde de Montecristo ? PLEASE ?!

    ResponderEliminar
  3. consigue la obra de el abate Faria y se va con Haydee

    ResponderEliminar

Si te gusta, puedes compartirlo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...