17 febrero 2014

Reseña #43: Platero y yo de Juan Ramón Jiménez

Hechos cotidianos líricamente contados en prosa




 
Tipo de historia :
Es un clásico de la literatura española que pertenece al género cuento. Es para todo tipo de público. 

Sinopsis:
Es una colección de 138 cuentos que nos narra sobre diversos temas de la vida cotidiana, como oyente y como protagonista; es un pequeño burro llamado Platero. El otro personaje activo y pasivo es el mismo autor Juan Ramón Jiménez.
Platero es conocido mundialmente como símbolo de ternura, pureza e ingenuidad y es el personaje principal que permite al autor manifestar sus reflexiones acerca de los simples placeres de la vida, los recuerdos, las descripciones de otros personajes, sus formas de vida...

Reseña:
Valoración Nivel de fuego:  ----

Lo malo y lo feo:
  • No todos los cuentos dejan huella, algunos resultan indiferentes y no calan como otros, a pesar de mantener el estilo.


Lo bonito:
  • He disfrutado cómo el autor con cada elemento de la naturaleza aprovecha para atribuirle alguna característica a su Platero: "Tus ojos, que tú no ves, Platero (...) son dos bellas rosas." (Capítulo X: ¡Ángelus!).
  • Entre mis cuentos favoritos están:
    • Capítulo XII: La púa, muestra la intensa ternura que siente por su Platero.
    • Capítulo XV: El Potro castrado, refleja la rudeza y maldad del mundo, de los hombres con un animal, a pesar de saber lo triste de lo que acaba de describir en ese estilo poético que le impregna, le resta esa crueldad del momento descrito.
    • Capítulo XVII: Perro Sarnoso, la maldad pintada con expiación y culpa.
    • Capítulo XXVII: Remanso, describe todo lo que le trae paz a pesar de las tribulaciones que guarda en su alma.
    • Capítulo XXXVI: Las tres viejas, una visión de la vejez de los gitanos y de cómo enfrentan sus vidas, apasionante realidad.
    • Capítulo LI: Lord, una historia triste evocadora de un perro y lo que significa en la vida de los que ama. Me conmovió mucho esta historia, soy muy susceptible a toda maldad que se comete con los animales.
    • Capítulo LV: Asno Grafía, preciosa descripción de Platero resaltando la injusta y fría acepción que se le da en el diccionario.
    • Capítulo LXI: La perra parida, destaca la historia de una perra recién parida que siente la separación de sus crías. Una historia que me conmueve mucho, hay que ser responsables con la idea de que nuestras mascotas tengan crías y luego separarlas.
    • Capítulo LXXIX: Alegría, una cabra mimosa que es una buena amiga de Platero, entrañable cuento por su interacción con nuestro peludo amigo.
    • Capítulo LXXXI: La niña chica, precioso cuento de la inocencia de una niña y su relación con el asnucho Platero.
    • Capítulo LXXXIV: La colina, un evocador lugar importante para Juan Ramón Jiménez.
    • Capítulo CVIII: La yegua blanca, una cruda descripción de la cruel muerte de un animal.
    • Capítulo CXXXII: La muerte, me temía este cuento y llegó, la crónica de una muerte, la de Platero.

Portada:
Hay tantas ediciones como portadas de Platero y yo, algunas son verdaderas obras de arte, desde simples trazos hasta pinturas muy elaboradas.
Os comentaré sobre el libro de papel que compré. No destaca por su portada, es austera, sencilla en cuando al diseño compositivo. Lo destacable es la imagen que representa una escena de uno de los cuentos del libro y como protagonista, está Platero. Es una pintura pintada al óleo, creo, y luego digitalizada. Es preciosa, es una pena que no haya sido más aprovechada en esta portada y solo ocupó un tercio de la composición, haciendo que la pintura quede deslucida; a pesar de la austeridad de la composición, su minimalismo lo hace agradable a la vista. 

He adquirido una versión e-book Platero y yo contada a los niños, llena de ilustraciones. Cada cuento tiene un dibujo principal que connota la idea central y al lado del título, ilustraciones a modo de detalles exquisitos que denotan la idea del título, todo bellamente representados. Para leer con comodidad en la versión e-book se puede hacer zoom sobre los textos y aparecerá en forma de bocadillos, al dar doble click.
Como véis la portada está coloreada en tonos pasteles evocando esa idea localista y rural de los cuentos.El resto de ilustraciones están en esa dinámica de la portada. Esta versión también tiene un formato en tapa dura, con letras grandes muy en sintonía para el público al que va dirigido como son los niños.

Valoración Nivel de fuego:  ----



Apreciación personal:
Esta reseña coincide con la celebración del centenario de Platero y Yo, sin pretenderlo así, ha resultado agradable y antes de dar mi apreciación personal tengo que subrayar la idea que Platero y yo es el libro más leído en español después de la Biblia y el Quijote. Es curioso, que sea lectura obligatoria en la escuela y sean pocos los niños que valoren esta obra en toda su magnitud, pero ahí está para grandes y chicos con la intensidad de su prosa poética.

La pena y la alegría son gemelas, decía el autor, es tan cierto como la vida misma, como lo era Platero. Una poesía a la vida y todo lo que en ella se puede encontrar: mariposas, el eclipse, brevas, golondrinas, granas, loros, aljibe, perros, remanso, un canario, la nostalgia, la muerte, etc.

Poético, cálido, intimista, florido en sus descripciones, llenas de color y texturas de todo lo que la naturaleza le ofrecía. Nos lleva a escenarios, para muchos, inimaginables donde la naturaleza, el campo son los artífices y es Juan Ramón Jiménez el que nos los pinta con honestidad e intensidad.

"Dulce Platero trotón, burrillo mío, que llevaste mi alma tantas veces —¡sólo mi alma!— por aquellos hondos caminos de nopales, de malvas y de madreselvas; a ti este libro que habla de ti ahora que puedes entenderlo."  (Capítulo CXXXVI: "A Platero en el cielo de Moguer")

Entre las cosas reales, Jiménez nos habla de la muerte, a pesar de ser meláncolico también es tierno e irreverente, por ejemplo, indicando dónde enterrará a su Platero y de qué estará rodeado. Es triste pensar en la muerte de nuestra mascota pero ahí estaba él, hablando de ella.

El estilo del autor, poético y florido en prosa es lo que le distingue, en tiempos actuales parece innecesario, para describir esa realidad, pero ahí está la calidad de transmitir sensaciones a través de ese estilo, un castellano tan exquisito para cosas tan cotidianas de la vida rural, campestre y localista del autor y su amigo Platero.

Un libro especial para leerlo en un momento concreto de nuestras vidas para ser capaces de saborear su contenido como la delicatessen que es. Termino esta reseña con este precioso párrafo: "Sí. Yo sé que, a la caída de la tarde, cuando, entre las oropéndolas y los azahares, llego lento y pensativo, por el naranjal solitario, al pino que arrulla tu muerte, tú, Platero, feliz en tu prado de rosas eternas, me verás detenerme ante los lirios amarillos que ha brotado tu descompuesto corazón." (Capítulo CXXXVI: "A Platero en el cielo de Moguer")


Curiosidades del autor:
Juan Ramón Jiménez, ganador del premio Nobel, nació en Moguer, un pequeño pueblo de Huelva, en Andalucía. Es el sitio donde escribió esta maravillosa obra. La muerte súbita de su padre marcó su vida con una tendencia a la melancolía y la soledad. 

Ahora con la celebración de los 100 años de este conmovedor libro, encontramos muchos artículos conmemorando su existencia. Podéis disfrutar de un buen artículo en la ABC sobre Platero y yo.




Ficha técnica:

Editorial: Ediciones Gernika
Idioma: Español
Fecha Publicación: 1914
ISBN-10: 9706599401
ISBN-13: 978-9706599407
Páginas: 154 págs.
FormatoTapa blanda
Precio tapa blanda: 3,75 €
¿Dónde comprar?:Amazon.es |  BookDepository |

Wikipedia-autorWikipedia-obra |







1 comentario :

  1. Lo leí cuando era pequeña y tengo muy buenos recuerdos de este libro :)
    Besos

    ResponderEliminar

Si te gusta, puedes compartirlo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...